¿Por dónde empezar? No sé si los pañuelos alcanzarán para sonar los volúmenes de moco (y rabia) que me acompañarán mientras escriba esta queja… pero a ver, dando y dando (como bien dicen…)
Esta vez empiezo con una pregunta… ¿?

¿Cuántos de nosotros hemos tenido la mala suerte de ver cómo, en alguna aduana o control del mundo se nos revisa desde el ojo mojo hasta terminar por el fuete…y se nos priva de algo de valor? Si claro, desde que se cayeron las torrecitas esas del demonio, “por seguridad” es la cantadilla que se nos repite hasta el cansancio para excusar usos y abusos.

Ok, lo aceptamos, así esto signifique exponer nuestras mas privadas colecciones bajo escrutinio público, o que lo diga sino el bigotudo encargado que una tarde revisaba unas primorosas braguitas mías, fina cortesía de un excéntrico papa Noel holandés, no sin antes (para mi horror) haberlas extendido frente a todos los presentes.

“Por seguridad” vuelvo a escuchar impotente cuando se me ha privado de algún suvenir, pomo, baratija o etc. por el solo goce de maldad del funcionario encargado de torturarme. “Por seguridad” escucha una mientras, frente a las maquinas de control aeroportuario, tiene que sustraerse, frente a cientos de otros fastidiados pasajeros, de chaquetas, celulares, relojes, billeteras, monedas, zapatos, hasta medias (y así dejar asomar uno que otro dedo gordo bajo una media descosida) Ni que decir de brassiers con sujetador de metal o pantis con algún adorno metálico que a una la delatan bajo incesantes piiii. “Por seguridad, por seguridad por seguridad”, retumba en mis torturados oídos de viajera hastiados de tanta mierla.

Ahora, imagínense este vía crucis y agréguenle el hecho y absurdo de que instituciones en tu propio país no tienen ni la más pura idea de cómo se conducen sus homólogas en otras partes del mundo. ¿Cómo se sentirían usted, querido viajero al saber que nuestro principal aeropuerto, el de Don Jorge Chávez está prácticamente “ignorante” “incomunicado” o “desconoce” reglas impuestas por el control de pasajeros a un radio aeroportuario…mundial?...
Veamos.

Como viajera responsable y puntual, hago mi aparición a exactamente 3 horas antes de mi vuelo. Oh sorpresa, en la ventanilla de la aerolínea no hay ni siquiera una cacatúa para que me dé el saludo. Bien. ¿Porqué michi no pueden dejar a un encargado luego de poner de consejo en sus pasajes “favor, acercarse a ventanilla 3 horas antes del vuelo” a que atienda a los que odiamos las colas y los tumultos justo antes de viajar? Perú, país de tardones. Pero momento, momento ¿el aeropuerto, no es acaso zona internacional? ¡Mhhh! ¡Que lindos!

Luego de esperar casi una hora, paso el counter. Aleluya, mi equipaje tiene sólo 4 kilos de extra peso ergo, valió la pena destrozar la balanza de la abuela. Acto seguido pago la tasa aeroportuaria, luego migraciones para finalmente segundo aleluya: el Duty Free: compras, compras y mas compras.

“Buenas Tardes” “¿En qué podemos servirla?” “¿Busca algo en especial?” te invaden naranjos vendedores. Se frotan las manos al compás de melosas sonrisitas al ver que esta clienta lleva una torre “Samsonite” de cuero (no tan cara como la de 19,000 euros ribeteados con Swarovsky, pero Samsonite al fin y al cabo). “Tenemos lo mejor en chocolates finos, señorita
Sin hacer caso a ofrecimientos cojudos me lanzo como un rayo al área de las bebidas alcohólicas…y oh cielo, allí están esperándome como brillantes soldaditos color caramelo dos preciosas botellas de pisco “Ocucaje” presentación cuero. Tomo el par, me dirijo a la caja y dudo un momento.

“Por lo que sé no están permitidos más de 100 ml en el equipaje de mano” comento.
-Esto es compras en el Duty Free señorita- responde distraído un vivaz vendedor.
- Pero…¿No hay problema en el adquirir este par de botellas si voy hasta Múnich con escala en Ámsterdam?
- No, ninguno, ahora las medidas han cambiado. Usted puede llevar todo lo que quiera que aquí lo sellamos y resuelto ¿ve?- asiente mostrándome la compra que se mueve como péndulo, de otro pasajero.
-Eso ya lo sé, ¡pero Ámsterdam solo es mi puerto de tránsito! ¿Cuál es el límite por pasajero ya que dependiendo del ánimo del trabajador aeroportuario este parece cambiar?” Vuelvo a preguntar. Lo hago porque una vez me pidieron facturar una botella y otra, me la dejaron pasar sin hacerme el menor mohín
-No hay problema señorita, le repito ¡pero qué pregunta! está usted comprando en el Duty Free, estamos mundialmente interconectados, ya no le quitaran nada, si antes sucedió es cosa del pasado”
Un poco apenada por la obviedad termino mis compras.

Feliz después de atiborrarme de chocotejas, gorros, polos, llaveros y los “Sublimes” de rigor, me dirijo a mi puerta de embarque.
Ya en el avión, me tomo mi par de melatominas y luego de 15 horas llego a Schiphol.

Tengo dos horas para la conexión que me llevara a Múnich así es que corro desde mi terminal hacia la puerta de embarque cuidando de no salirme de la zona de tránsito y así evitar los odiosos controles. Para mala suerte me doy cuenta que debo pasar un último control justo frente a mis narices en donde dice “Embarques 3”. Que piña. Caballera no más, me tocó la inquisidora de nuevo.

Después del engorroso ritual de sacarme hasta las pinzas del pelo y cruzar el umbral de la jodedera, una voz ronca y fría retumba en mi cerebro “Please lady, you may want to open your bag, I might have seen a bottle” (Senorita, quiza quiera mostrarnos su equipaje, parece ser que note una botella)

Muy suelta de huesos, luego de abrir presurosa el cierre plateado de mi maletita negra, saco triunfante con un gesto pícaro, una botellita verde que contiene arena de la surfera playa de “Punta Rocas” (lo admito, soy una sentimental) …Pero oh sorpresa, la mirada del guardia se dirige pronta hacia la bolsita amarilla del Duty Free, en la cual dentro descansan las dos botellas de pisco que ya imagino convertidas en deliciosos pisco sour en futuras reuniones con los amigos…
“¿En dónde compró el contenido?” pregunta el controlador al tiempo que revisa las botellas de arriba abajo como si tuvieran lepra y mira fijamente el ticket de compra, “ &% dólares” dice a lo cual interrumpo firme “En el Duty Free de Lima, Perú”

“Señorita, veo que no es la primera vez que viaja con nosotros pero debería decirle que si su compra no fue realizada dentro de un Duty Free en la Unión Europea, temo que tendremos que destruir su compra por seguridad”
"Pero en el aereopuerto de Lima me dijeron que esto pasaría sin problemas, ¡lo pregunté!" le reclamo casi gritando
- Pues siento decirle que en el aereopuerto de su país le informaron mal- termina el encargado sonriendome tristemente.

No puedo creerlo, estos burros del Duty Free, así que no habría problemas, estafadores, cuenteros, ignorantes, tarados. No podía siquiera regresar a facturar las botellas por falta de tiempo, ¿cómo estará esa cola!? De la frustración y la impotencia quiero ahorcar al guardia o meterle la botellita allí, donde la salsa de rocoto le picaría más. Maldecí a esos ineptos empleados de la sucursal en Lima. Vendedores de mierla. ¡Mentirosos!

En un acto casi desesperado corro en dirección a la salida del aeropuerto, no puedo dejar que mis preciosas botellitas terminasen destruidas o abandonadas en un basural. Como una autómata, detengo a alguien, le sonrío y muda sólo le alcanzo la bolsa. La leyenda “Duty Free” en medio del amarillo de esta basta para que el otro entienda la situación. Este acepta el regalo con un gesto entre solidario y de asombro.

No puedo creer que en el Jorge Chávez no se sepa que una vez en suelo europeo es imposible ingresar un producto que no ha sido comprado dentro de la Unión Europea. O en Asia o en Usa. Por último si uno, vendedor cojudo y muerto no sabe, lo dice, no inventa cojudeces por el solo hecho de vender. Tal pareciera que les interesa un comino los viajeros y en lugar de evitar molestias, las empeoran. Encima te discuten sobre lo que tú ya sabes… Claro Mar, eso te pasó por escuchar a un par de charlatanes cojudos... pero ¿para qué esta sino esa gente trabajando en un aeropuerto? ¿No es para informarte, ayudarte, servirte?

Regresé al control prometiéndome a mi misma que a mi regreso a Lima (¡puff!) lo primero que haré será regresar a la bendita tienda con mi ticket de compra, misma Kina Malpartida, y exigir la devolución de mi dinero, no sin antes gritar a todo pulmón y en medio de la sala del Duty Free:
Por seguridad exijo una explicación, burros!"

Salud sin pisco...

Mar.

P.D: Acepten por favor mis disculpas por el "colorido" verbo y lisura derramada, pero necesitaba escribir esto.

Etiquetas: Ayyy el Duty Free

Visitas: 297

Responder a este comentario

Respuestas a esta discusión

Solo dos cosas Mar,las torrecitas del demonio,se llamaban "The twin Towers".las torres gemelas,los gemelos,The World Trade Center.Y no se cayeron,las tumbaron lo payasos de los musulmanes.Si quieres culpar a alguien de todo este lio de extra seguridad a nivel mundial culpa a los muslims.Imaginate que aqui en USA antes de Sept. 11 ,te subias al avion sin siquiera mostrar ningun tipo de identificacion,solo mostrabas el boleto aereo.Y por supuesto nadi te revisaba nada.Ahora si quieres viajar con algo,que tu pienses te va a traer problemas,lo pones en tu equipaje,no de mano,y listo,es bien sencillo.nadie te va a quitar nada.Y si quieres pasar "volando" los puntos de seguridad,no lleves nada como equipaje de mano,solo documentos y un par de credit cards y listo.Es bien facil.
Vamos Daniel...que ya se como se llamaban las torrecitas esas que en mal momento las vinieron a derribar... no te pases pues. PerOOO, de alli a que quieras me coma el cuento chino, perdón, americano de que los musulmanes se volvieron locos y fueron ellos los autores del atentado, déjame contarte que no vivo bajo las sombras de la CNN y sus mentiras y artilugios.
Y no es que haya empezado a viajar después del 11 de Setiembre...recuerdo bien que hasta en colección de tenedores de las distintas aerolíneas competíamos algunos en el colegio, pero a partir de ese nefasto día USA decidió hacernos la vida insoportable...pero bueno...
Por último...¿que hace una estudiante viajando sin ordenador? Y luego, ¿que pasa si se me cancela algun vuelo y no tengo acceso a mis maletas...me quedo con la misma ropa interior por dos dias seguidos? Y las cosas de valor como cámaras o joyas donde las pongo? No es taaaan fácil.
Finalmente, el Duty Free te garantiza que lo que compres sea aceptado...y eso es lo que jode...el perder 48 dólares sólo porque a un idiota desinformado se le ocurrió dárselas de sabelotodo.
Voy por un agua...
No entiendo. ¿Dices que los autores del atentado no fueron los que identificaron, o que no se generalize a los musulmanes?
Esto es un tema aparte y muy peliagudo. Uno de los que defienden la tesis del autoatentado made in CIA es Daniel Estulin, un periodista de himbestygación cuyos libros sobre el Club Bilderberg parecen estar a la misma altura que los de Erich von Däniken y Peter Kolosimo sobre contactos con extraterrestres en la Antigüedad. La presencia de Estulin desde luego que no invalida la tesis, pero no conozco fuentes más confiables. ¿Qué ha dicho Noam Chomsky al respecto?

Hace años tuve en mis manos -y lamento haberla extraviado- una compilación encuadernada de la revista "Selecciones" de los años de la Segunda Guerra Mundial. Allí había un artículo acerca del conocimiento que tenían los gringos de los planes de Yamamoto para atacar la flota en Pearl Harbor, siendo que no movieron un dedo (salvo para enviar a altamar a los portaviones, dejando barcos viejos en el puerto) con el fin de obtener la excusa bélica perfecta. Me llamó la atención ver una hipótesis tal publicada en un medio propagandístico en el año de 1944, nada menos, antes del final de la guerra.

La respuesta de los cazadores de conspiranoias es que, aunque el servicio de inteligencia yanqui haya tenido en sus manos los datos necesarios para detectar la invasión, la transferencia de información de aquellos días y la dispersión de la misma impidió que alguien armara el rompecabezas a tiempo.

Esa explicación no funcionaría en nuestros días, de manera que se puede suponer que la CIA no sabía realmente gran cosa de los atentados antes de que se produjeran.

¿Cierto o falso? Esto será, me temo, como lo del asesinato de Kennedy.

Saludos.
Aldo:¿Realmente crees que los autores del atentado fueron los que presentaron? También crees que fué Osward quien mató a Kennedy? ¿O que la invasión de Irak fue producto de la búsqueda de armas nucleares?...Ayyy señor...
El cuestionamiento de lo de Kennedy esta bastante documentado y hasta película de cine hay. Lo de Irak, hasta la administración de Bush terminó reconociendo que la inteligencia usada no fue buena (o sea fue la excusa). Lo de las torres aún no he visto una explicación alternativa que merezca crédito. Tu si?
Yo también soy medio reacio a creer que todo lo que salió en los medios sobre el 9/11, especialmente en que fueron los musulmanes en una operación ultra secreta de la cual USA no tenía conocimiento. Pero la verdad es que no tengo una mejor o más exacta explicación. Si me creo lo que FOX nos mete por los ojos, soy un crédulo borrego que se traga todo lo que le dan, mientras que si lo niego y empiezo con las conspiranoias, que fue la CIA, que fueron los judíos sionistas, que fue el NWO, que fueron los Illuminati, que fueron los hombres lagarto, acabo como un conspiranoico loco.

En fin, es un tema bien largo. Pasando a la cuestión del Duty Free, que pendejos. Y pendejos en el sentido de malditos. Sin necesidad de ponerme paranoico puedo pensar que los del Duty Free sabían que eso pasaría, solo que mira, como voy a convencer a la rubia que viene con sus piscos, que no le harán líos, alucina la cara que va a poner cuando llegue a Europa. Pero si ese es el caso, entonces para qué sirve el Duty Free, si no puedes llevarte nada de ahí? Supongo que debe haber una lista con las medidas que tiene cada país para ingresar cosas. No tengo mucha experiencia viajera, cuando salí del Perú para venir a USA lo hacía en un plan medio apattersonado y más misio que rata pelada.

En fin, si alguna vez regresas, hazle el lío correspondiente a los del Duty Free por ofrecer "misleading information" y al final tener que dejarle tus piscos a cualquier fulano.
Siempre me parecio sospechosa la argumentacion de los americanos de que fueron sorprendidos por los radicales musulmanes.Y todo mas aun despues de que el gobierno de EEUU cambiara de version cuando daba los motivos de estar en la guerra.Primero fueron a Afghanistan con el pretexto de buscar al terrorista (a un paso de Irak de casualidad), luego a Irak buscando las armas de destruccion masiva,luego sostenian para capturar a Sadam Hussein y finalmente "liberar" a Irak del dictador. Y por que no hicieron lo mismo con Cuba? Creo que ya saben por que.
En tal caso no seria la primera vez que los americanos usan este tipo pretexto,es decir,permitir ser atacados para justificar una respuesta militar como paso en Pearl Harbor.Segun el embajador peruano en Japon de esa epoca,Ricardo Rivera Schereiber,dice que,en Enero de 1941, informo a su colega americano sobre las intenciones de Japon de atacar por sorpresa las islas del pacifico de EEUU, pero misteriosamente nunca se hizo nada para evitarlo y el ataque "sorpresivo" se efectuo en Diciembre de ese anio.Encima de eso,los americanos ya habian descifrado el codigo secreto que usaban los japoneses en la guerra.
Pueden ver esto en Wikipedia AQUI
Para los que no confian en esta enciclopedia pueden ver otra version en este :SITIO(ver titulo: "Informes del Embajador peruano sobre Pearl Harbor.")
Sobre las torres del WTC existe una version con imagenes y entrevistas a testigos que voy a procurar encontrar nuevamente.En ella se trata de demostrar que los ataques fueron permitidos y secundados por los mismos americanos.
Juan, no es que no te crea (tampoco que te dé la razón), pero el citar wikipedia no es una gran ayuda, menos aun cuando esta no tienen ningún pie de página que hable específicamente del asunto. Sí había escuchado de Rivera, pero esa parte creo tendría que tratarse con pinzas hasta que alguna autoridad (digamos, un historiador) la verifique.
Diego, por eso puse la otra fuente en la que se podia consultar y en la que si habla especificamente del asunto Rivera. Se de lo que adolece Wikipedia.
Tienes razón en que los empleados del Duty Free son muy ignorantes de los detalles cuando haces conexión, y DEBERÍAN saber porque este es su negocio (palazo para los que administran la cadena de ALDEASA). Yo también he preguntando, pero ante sus respuestas nada convincentes, he terminado por averiguar por mi cuenta.

En los vuelos a USA, hay una alternativa: cuando llegas al aeropuerto en tu vuelo internacional tienes que recoger todo tu equipaje que vino en la bodega del avión, pasar aduanas, y "chequearlo" de nuevo. Pero de allí siempre terminas fuera de la zona de seguridad (igual que en tú caso) y tienes que pasar el control de nuevo. Luego, la opción es pasar tus botellas del equipaje de mano a las maletas que vas a re-"chequear", justo antes de salir de esa zona. Claro, requiere que tengas espacio en la maleta, tiempo ... y te acuerdes.

Lamentablemente, este útlimo Enero regresando de Perú, mi vuelo estaba atrasado, y con la prisa por coger la conexión y el sueño de llegar a las 5AM, pasé corriendo y me olvidé de hacer el cambio. Coincido contigo en la frustración y amargura de tener que deshacerme de la botella (me dijeron: bótala, déjasela a un amigo, o .. tómatela...¡!). En mi desesperación por no perder mi botella (eran un pisco que no he degustado aún, uva negra criolla), y ya con la conexión perdida, salí a buscar una oficina de correo postal, y después de hacer religionsamente mi colita, me dijeron que por ley ¡no podían hacer envíos de alcohol! (¿será que tenía que camuflar mi botella y decir que era un par de zapatos, a la criolla?), lo cual es una de las reglas más ridículas, retrógradas e inútiles que existen en este país (¿qué es para evitar que menores tengan acceso al alcohol? ¡Por favor! Si me encuentro con cada quinceañero borracho los fines de semana). Intenté ir al Duty Free de Aldeasa en el aeropuerto (sucede que es la misma cadena en Miami y Perú), para ver si ellos me la podían enviar como sería en el caso de una compra hecha allí mismo, y la dependiente, muy horonda, me dijo que no, porque a pesar de tener mi factura, la bolsa amarilla (empiezo a odiar esas bolsas), estar sellada, ser la misma tienda, etc., era justamente uno de los métodos que podían usar los terrucos para cometer un atentado. ¡Plop! No discuto que era contra las reglas, pero por favor den una alternativa para salir del problema (revisen la botella, destápela, tengan un servicio especial para envío de licores por Fedex, etc).

Al final, decidido a NO tirar la botella, terminé regalándosela al barman de un restaurante del aeropuerto, con la esperanza que será bien apreciada, y quien sabe, tal vez en algún futuro viaje me contará de lo que me perdí.
Mar eso de que no crees a CNN,acerca de Sept. 11 es un gran tema,que si quieres lo podemos tratar junto al de duty free.Por que yo no creo tampoco en CNN.Yo estuve ahi.

RSS

Mensajes de Texto a Perú Gratis

Redes Sociales